PIDS montado en cerca

Las megaciudades de todo el mundo se enfrentan a riesgos de seguridad constantes. Estas amenazas deben anticiparse, identificarse y eliminarse con una precisión milimétrica. También hay instalaciones vitales que se convierten en objetivos atractivos. A medida que posibles perpetradores diseñan nuevos modelos de infiltración, los protocolos de seguridad deben adaptarse en consecuencia, ofreciendo soluciones fiables y creíbles. El Sistema de Detección de Intrusiones Perimetrales de AgilFence, producido por ST Engineering, es una solución diseñada y desarrollada en Singapur para la seguridad de cercas, que ofrece una detección instantánea y de alta precisión. Esto permite que las fuerzas de seguridad de una instalación respondan rápida y efectivamente.

Características principales

  • Instalación rápida y fácil
  • Altamente fiable, probabilidad de detección superior al 95 % 
  • Localice la ubicación de una intrusión en una distancia de 10 metros (con ± 3,6 metros de tolerancia)
  • Tasa de falsas alarmas extremadamente baja
  • Resistente a ataques externos

Aplicaciones

  • Aeropuertos
  • Zonas militares
  • Prisiones
  • Centrales eléctricas y nucleares
  • Refinerías
  • Áreas sensibles de construcción y terrenos
  • Instalaciones bancarias
  • Puertos
  • Museos
  • Sitios industriales y comerciales
  • Sitios que requieran máxima seguridad
Cómo funciona

El PID de AgilFence utiliza sensores discretos de fibra que están integrados en el cable de fibra óptica, con el fin de formar una matriz de sensores para la detección de intrusiones en la cerca perimetral. Estos sensores discretos de fibra se utilizan para detectar incidencias en varias situaciones, en las que perturbaciones ligeras en el perímetro físico provocarán una respuesta en el sensor de fibra, que activará una alerta de intrusión.

Estos sensores funcionan como un espejo de color selectivo. En condiciones normales, cada sensor refleja un color específico hacia el sistema. Los cables de fibra óptica están integrados con una serie de colores únicos. Los intentos de intrusión que incluyan escalada, cortes en la cerca, etc., afectarán al estado de equilibrio y cambiarán el color que el sensor refleja hacia el sistema. Cuando se detecte un cambio de color, se activará una alerta.

Concepto operacional

  1. Un intruso intenta acceder al perímetro cortando o escalando la cerca.
  2. Cuando se altera el panel de la cerca, el sensor más cercano provocará un cambio en el color que refleja y activará una alerta en el centro de operaciones.
  3. El circuito cerrado de televisión está estratégicamente ubicado en el perímetro y se activa automáticamente para mostrar en vídeo el lugar dónde se sospecha que tiene lugar la intrusión
  4. La detección instantánea permite a las fuerzas de seguridad comprobar la intrusión rápidamente.
  5. Las fuerzas de seguridad son avisadas rápidamente y se dirigen al lugar de la intrusión.
  6. Se rodea al intruso antes de que pueda hacer ningún daño. Todo el proceso es vigilado desde el centro de operaciones.